EL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO Y LAS FUNCIONES  DE  LA  TRABAJADORA  SOCIAL  DE  SAD

¿QUE ES EL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO (SAD)?

El SAD es un recurso promovido por Servicios Sociales  de carácter individualizado, preventivo, educativo, asistencial y rehabilitador. La Ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia define el  SAD como “un conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria”.

Como Trabajadora Social y coordinadora de SAD  quiero recalcar que el SAD es un servicio muy complejo porque hay muchas partes implicadas y entramos dentro del ámbito privado de cada hogar. Con el SAD pretendemos acompañar, mediar, negociar, escuchar y atender. Debemos desterrar la idea de que es “un servicio que ayuda a la limpieza de la gente mayor”, y para ello es nuestra labor informar bien a las personas usuarias en qué consiste nuestro servicio.

FUNCIONES DE LA TRABAJADORA SOCIAL EN SAD

Las principales funciones que una/un profesional del trabajo social debe realizar en SAD son:

  • Efectuar una primera visita de valoración con el objetivo de realizar un análisis real de las necesidades de las personas usuarias y de la familia en general.

Desde Tacte se trabaja con el modelo de “Atención centrada en la persona”, este modelo prioriza la calidad de vida de las personas que necesitan un cuidado especial y tiene como objetivo prioritario reconocer la singularidad de la persona y potenciar sus capacidades.

  • Una vez realizada la valoración ya conocemos la situación de la persona, hecho fundamental para planificar los servicios. A continuación, se prepara el Proyecto de Intervención (P.I) al usuario/a, en él indicamos los servicios que necesita la persona. En dicha planificación priorizamos el servicio de atención a la persona (Aseo personal, control medicación, actividades de ocio y tiempo libre…)  ante la atención al domicilio (sin descuidarlo).
  • Buscar a la o el profesional sociosanitaria/o más adecuado para hacer el servicio, (teniendo en cuenta horarios y cercanía del servicio), y le explicamos que tareas tienen asignadas en cada domicilio según el P.I.
  • Preparar el contrato y la documentación necesaria para firmar entre empresa y persona usuaria. Entregar a las/los usuarias/os las condiciones del servicio para que conozcan la política de la empresa y nuestra forma de trabajar.
  •  Antes del inicio del servicio, realizamos siempre una primera visita de   presentación para que se puedan conocer el o la profesional sociosanitario/a y  la persona usuaria y dejar claras las líneas de actuación en cada caso.

En Tacte pretendemos siempre dignificar la labor de las y los profesionales sociosanitarios. Durante esta visita explicamos a ambas partes que tareas se pueden realizar y cuales no forman parte de nuestro servicio. Hacemos entender que las tareas a realizar son las adecuadas para la persona usuaria (y no para los familiares que convivan con él o ella).

Finalizada la presentación explicamos a nuestras/os profesionales que deben centrarse en las tareas marcadas en el P.I. y remarcamos que no se puede realizar todo lo que solicite la persona usuaria, hay que marcar límites para evitar futuros conflictos.

  • Realizamos visitas domiciliarias de seguimiento para saber cómo se encuentra la persona usuaria y ser conocedores de primera mano de si hay que implementar alguna modificación en las tareas, comprobar que se realizan bien las tareas programadas, detectar si se necesita incorporar alguna ayuda técnica, ver si ha surgido algún cambio en la salud de la persona usuaria, ver si están contentos con el o la profesional de SAD, etc.
  • Las Trabajadoras Sociales somos las intermediarias entre la persona usuaria, su familia y el o la profesional que la atiende.
  • En caso de conflicto relacionado directamente con el servicio, realizamos mediaciones entre la familia y el o la profesional sociosanitario/a para volver a alcanzar el bienestar tanto de la persona usuaria como del profesional que la atiende.
  • La Trabajadora Social y coordinadora de SAD busca tener una cercanía con las y los profesionales de la plantilla con el objetivo de conocer sus necesidades y que se sientan respaldados/as por la empresa a nivel profesional y emocional.

En Tacte con el fin de mejorar el servicio, hemos incorporado la figura de la auxiliar de supervisión de SAD. Es una profesional que realiza visitas domiciliarias para revisar y aconsejar sobre técnicas de movilización con el fin de cuidar de la salud de nuestra plantilla y buscar el bienestar de la persona usuaria.

¡Tu opinión nos importa!

Puedes hacernos llegar a través de nuestro buzón de sugerencias tus recomendaciones y/o propuestas. Déjanos tu mensaje:

Este sitio web utiliza cookies y/o tecnologías similares, propias y de terceros, con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Le informamos que en estos momentos únicamente se encuentran activas las cookies técnicas, aquellas estrictamente necesarias para una correcta navegación por el sitio web. Pulse en “Aceptar” para aceptar todas las cookies y así podamos mejorar nuestros servicios y proporcionarle una mejor experiencia. Pulse en “Configurar” para gestionar las preferencias de las cookies y obtener más información acerca de nuestra política de cookies.   
Privacidad
Llámanos
Oficina