LA IMPORTANCIA DE LA LOGOPEDIA EN LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Actualmente se escucha hablar más de la esclerosis múltiple (EM) pero…  ¿Qué es realmente la EM?

Es una enfermedad crónica de carácter autoinmune, es decir, el propio sistema inmune del cuerpo de la persona ataca a los tejidos sanos porque los confunde con los ajenos. Además, afecta al cerebro y a la médula espinal (sistema nervioso central).  En este caso, el sistema inmune lo que hace es atacar a la mielina (capa que se forma alrededor de los nervios) y por ello se dice que es una enfermedad desmielinizante del sistema nervioso, además de degenerativa porque esto provoca que haya problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Las características clínicas de las personas que sufren EM dependen de la edad, lugar y tamaño de la desmielinización de las neuronas que se encuentran en el sistema nervioso central (SNC).

Por la debilidad de las estructuras orgánicas y su musculatura que causa esta enfermedad, las personas que padecen EM pueden presentar dificultades de deglución, lenguaje y habla, alteraciones de la cognición, la respiración y de los movimientos grafomotrices y lectoescritura, problemas de voz y prosodia, parálisis faciales, etc.  Todo ello es competencia logopédica y por tanto, la rehabilitación se centra en recuperar algunas de las funciones dañadas, mantener el máximo tiempo posible las funciones que permanecen sanas y buscar técnicas para mejorar su calidad de vida.

Esta enfermedad suele producir cambios a nivel cognitivo, normalmente relacionados con la velocidad de procesamiento de la información, alteraciones de las funciones ejecutivas, memoria y atención. Todo ello puede repercutir en la comunicación.

Una de las manifestaciones más comunes en la EM relacionada con el lenguaje es la disartria. En este caso estaríamos hablando de un trastorno de la ejecución motora del habla, es decir, al debilitarse los músculos implicados en este proceso, la pronunciación de las palabras es menos precisa, más lenta, el discurso es monótono, la persona no sabe coordinar la respiración con el habla, etc.

Todos estos trastornos, alteraciones y/o dificultades asociadas a la EM son competencia de un/a logopeda, el/la cual se encarga de realizar una intervención centrada en recuperar algunas de las funciones dañadas y/o buscar otras que puedan compensarlas. Además, también es relevante el trabajo de este/a profesional de forma preventiva, el/la cual constará de dotar al/la paciente de estrategias para que cuando aparezcan los síntomas pueda afrontarlo de forma correcta. Esto es fundamental, puesto que va a favorecer el tratamiento cuando comiencen a surgir las dificultades anteriormente mencionadas por el transcurso de la enfermedad.

Así pues, la intervención con el/la paciente dependerá de sus déficits o posibles dificultades futuras, ya que como siempre decimos, las enfermedades tienen un cuadro sintomatológico general, pero éste puede variar dependiendo de diversos factores relacionados con la persona, pero algunos de los objetivos más generales de la rehabilitación serían los siguientes:

  • Estimular y mejorar la tonicidad y fuerza de la musculatura orofacial.
  • Mejorar la coordinación fonorrespiratoria.
  • Mejorar el habla, tanto articulación como ritmo, velocidad, inteligibilidad, coordinación muscular, etc.
  • Estimular el lenguaje.
  • Mantener y estimular las capacidades cognitivas.
  • Corregir alteraciones de la voz.
  • Tratar dificultades de deglución a partir de medidas compensatorias y ajustando las texturas de los alimentos.

Es muy importante tener en cuenta que el trabajo del/la logopeda no va a detener el curso de la enfermedad, si no que junto al tratamiento de un equipo multidisciplinar pueden hacer que tanto la función de las estructuras como sus músculos y los síntomas asociados se muestren de forma más lenta, es decir, que se enlentezca el avance de la enfermedad.

También hay que destacar que, muchos de los/las afectados/as por la Esclerosis Múltiple no son conscientes de que padecen algún problema del lenguaje. Por ello, desde Tacte recomendamos que consultéis con nuestro equipo de logopedas, las cuales os podrán informar y asesorar, además de valorar y con ello detectar los posibles déficits que presente la persona en cuestión.

¡Tu opinión nos importa!

Puedes hacernos llegar a través de nuestro buzón de sugerencias tus recomendaciones y/o propuestas. Déjanos tu mensaje:

Este sitio web utiliza cookies y/o tecnologías similares, propias y de terceros, con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Le informamos que en estos momentos únicamente se encuentran activas las cookies técnicas, aquellas estrictamente necesarias para una correcta navegación por el sitio web. Pulse en “Aceptar” para aceptar todas las cookies y así podamos mejorar nuestros servicios y proporcionarle una mejor experiencia. Pulse en “Configurar” para gestionar las preferencias de las cookies y obtener más información acerca de nuestra política de cookies.   
Privacidad
Llámanos
Oficina