SOLEDAD: ¿CÓMO AFECTA A LAS PERSONAS MAYORES?

soletat

La soledad en la tercera edad es uno de los principales problemas en la actualidad, llegando a afectar a casi la mitad de la población con más de 80 años. Conforme envejecemos, la pérdida progresiva de los refuerzos sociales, culturales y familiares puede desencadenar en un aislamiento social.

A su vez, esta falta de contacto con otras personas puede ser la causa de otras afecciones como la depresión, el deterioro cognitivo o la aparición de otras patologías. El ser capaz de conocer cómo afecta la soledad en las personas mayores, nos ayudará en gran medida a prevenir su aparición.

Aquí te explicamos los factores de riesgo de esta enfermedad silenciosa, sus efectos en la salud y consejos para que no derive en una patología crónica.

Factores de la soledad en los adultos mayores

Según datos del Imserso, 6 de cada 10 personas que viven solas sufren la soledad no deseada. Sin embargo, el aislamiento social no es el único factor que puede hacer a una persona sentirse sola, ya que la soledad subjetiva puede darse independientemente de la cantidad de contactos sociales que tengamos.

Por este motivo, es importante saber cómo afecta la soledad en las personas mayores. Así, podremos detectar si nos sentimos solos, aunque estemos rodeados de gente. Entre algunos factores de riesgo encontramos:

  • Síndrome del nido vacío: cuando los hijos deciden emanciparse y se distancian de los padres, estos pueden sufrir un sentimiento de tristeza y soledad, conocido como el síndrome del nido vacío.
  • Malas relaciones con la familia: el deterioro de los lazos familiares puede ser una causa de la aparición de soledad en el mayor.
  • Duelo por un ser querido: uno de los acontecimientos más traumáticos para las personas mayores es la muerte del cónyuge y cuanto más unida esté la pareja, mayor será el impacto emocional. Asimismo, cuando envejecemos tenemos que afrontar la pérdida de amigos u otras personas de nuestro entorno.
  • Prejuicios sociales: debido a la visión negativa que tenemos sobre la vejez, el adulto mayor se siente excluido de la sociedad, sintiéndose inútil y una carga.
  • Con el envejecimiento, se viven algunas experiencias especialmente duras que pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud. Además, la soledad también puede darse por ciertos dolores y patologías propias de la tercera edad que empujan al mayor a aislarse por falta de ganas de relacionarse, de salir de casa o por sentirse triste y deprimido.

¿Cómo afecta la soledad en las personas mayores?

Según estudios recientes, cuando una persona se siente aislada y solitaria, segrega una hormona llamada cortisol, conocida como la hormona del estrés. Esta eleva la presión arterial, causando insomnio y aumentando los síntomas de la depresión.

Se ha comprobado que cuando alguien se siente aislado, le cuesta desenvolverse por sí mismo, puede tornarse agresivo o retraído, y hasta desarrollar actitudes hurañas. Esto hace más difícil que sean tratados si no se enfrenta a tiempo el problema.

Si hablamos de emociones y comportamientos, la soledad influye directamente en la autoestima y en el humor de la persona mayor, hasta el punto en que se pierden las ganas de interactuar con el entorno, de entretenerse y de relacionarse. El miedo y la tristeza llaman a la puerta de las personas mayores que están aisladas de la sociedad. El aislamiento social, que suele comportar soledad, es uno de los principales factores de riesgo de distimia, ansiedad y enfermedades neurodegenerativas como la Demencia Senil, Alzheimer o Parkinson.

COMPAÑIA: la medicina perfecta contra la soledad.

La compañía y el apoyo son fundamentales para prevenir que las personas mayores se sientan solas. Desde los viajes del Imserso, hasta las actividades en hogares para jubilados, cuanto más tiempo estemos acompañados, más difícil será que padezcamos soledad.

En este aspecto, los grupos de apoyo, los servicios que ofrecen amistades o, incluso, tener una conversación con alguna persona durante el día, son acciones que contribuyen a superar la soledad y mejorar la salud en muchos aspectos.

Para aquellas personas que no tengan forma de moverse de sus casas, también existe la opción de tener visitas a domicilio o contar con el servicio de ayuda a domicilio.

TACTE SOCIAL: La clave para combatir la soledad

TACTE es una de las empresas referentes en el sector de los cuidados para personas mayores. Cuidamos de personas de edad avanzada con el objetivo de ayudarles a garantizar su seguridad, promocionar su autonomía y alargar su esperanza de vida con la mayor calidad posible.

Los/las auxiliares que colaboran con nosotros están preparados para enfrentarse a todo tipo de casos. Pueden atender sin problema a las personas que tienen movilidad reducida y que necesitan más atención, pueden dar conversaciones, proponer actividades beneficiosas para su salud, acompañarlos a pasear, al casal o a hacer recados, y ayudarlos en las tareas de casa, entre muchas otras ventajas.

¡Tu opinión nos importa!

Puedes hacernos llegar a través de nuestro buzón de sugerencias tus recomendaciones y/o propuestas. Déjanos tu mensaje:

Este sitio web utiliza cookies y/o tecnologías similares, propias y de terceros, con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Le informamos que en estos momentos únicamente se encuentran activas las cookies técnicas, aquellas estrictamente necesarias para una correcta navegación por el sitio web. Pulse en “Aceptar” para aceptar todas las cookies y así podamos mejorar nuestros servicios y proporcionarle una mejor experiencia. Pulse en “Configurar” para gestionar las preferencias de las cookies y obtener más información acerca de nuestra política de cookies.   
Privacidad
Llámanos
Oficina